control de palomas y cotorras

El control de palomas y cotorras biológico es cuestionado

El control de palomas y cotorras de forma biológica no podría ser tan eficaz como los ecologistas demandaban. Hoy nos hacemos eco de una noticia publicada en varios medios que pone en tela de juicio esta forma de control de plagas.

¿El control de palomas y cotorras biológico funciona?

Llevamos luchando contra las palomas y las cotorras, como parte de las especies invasoras que asolan España desde hace más de dos décadas, con todos los medios posibles. Como los valores de la sociedad, los métodos de combate contra las plagas de aves han ido evolucionando a la par que la conciencia ecológica del ser humano.

Así, se han ido imponiendo con buen criterio métodos de control de plagas que respetaban de una u otra forma tanto la salud del ser humano como la salud de las especies autóctonas que son vitales para el mantenimiento de los ecosistemas.

Las noticias que hemos publicado en este blog y en muchos otros medios de comunicación en los últimos tiempos sobre el control de palomas y cotorras giraban en torno a como ayuntamientos de Madrid, Sevilla, Albacete, Barcelona y muchas otras, estaban sustituyendo el control de plagas de palomas tradicional, con trampas físicas, con escopetas de balines, con cebos químicos, por otros menos agresivos y más «éticos» como retirar nidos, la esterilización mediante pienso, etc…

Ahora, una noticia pone en tela de juicio si estos controles son tan eficaces como las organizaciones medioambientales clamaban.

El control ético de las plagas

Las medidas éticas que se reclamaban eran en muchos casos la cetrería, los piensos estirilizantes y los palomares ecológicos.

Los piensos estirilizantes tratan de alimentar a las aves, cuando son grandes poblaciones que generan un problema de plagas, con pienso anticonceptivo que no daña al animal y cercena el crecimiento de la alta tasa de reproducción que puede tener cotorra o palomas, aves normalmente protagonistas en los entornos urbanos de España.

Otro de los métodos que se impulsaron por su caracter ético han sido los palomares ecológicos, este método sencillo y rentable trata de cambiar los huevos directamente en los nidos por otros de plástico. Este método se caracterizaba por ser poco intrusivo y nada agresivo contra los ejemplares de aves a controlar.

Estos métodos se aprobaron porque los estudios aseguraban que se podía reducir hasta un 70% las plagas de aves, tanto de palomas como invasoras.

Porque no son eficaces los métodos de control biológicos

Hay que recordar que los diferentes métodos de control de plagas, sobre todo a los tipos de cotorra presentes en las ciudades, forma parte de una la lucha contra especies invasoras que sirve para evitar la extinción de numerosas especies de aves y mamíferos autóctonos en nuestros ecosistemas.

Según el investigador Jose Luis Postigo, de la Universidad de Málaga, «los métodos anticonceptivos no parecen suficientes para reducir las poblaciones silvestres de aves». Entre otras cosas, pone sobre las mesa que al ser nuevos métodos todavía no se conoce a ciencia cierta qué dosis serían las adecuadas para que los animales se conviertan en estériles, lo que aboca a estos métodos a un índice de inefectividad que cuestiona los datos que proyectaban los ecologistas.

Según la noticia publicada en la Opinión de Málaga:

Para este experto, la única solución demostrada en poblaciones grandes de cotorras es usar carabinas de aire comprimido para erradicarlas» y Madrid tiene «la mayor población de cotorra argentina del mundo fuera de Sudamérica».

En controldeaves.com hablamos sobre medidas antipalomas

Rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo para valorar el mejor servicio que cubra tus necesidades y sobre todo, darte un presupuesto ajustado y con resultados garantizados por escrito.