El control de aves en Madrid se activa contra las cotorras

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que comenzará un plan de control de aves en sus parques y zonas urbanas que supondrá el sacrificio de 12.000 cotorras argentinas.

Control de aves exóticas en Madrid

Se vendió como un animal de compañía que se exhibía con sus colores chillones y su ruído característico. Y ahora las cotorras argentinas superan los 24.000 ejemplares en España, siendo la mitad las que están presentes en Madrid.

Por ello, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido implantar una serie de acciones radicales para el control de aves. Estas acciones incluyen la captura y eliminación de ejemplares adultos de la cotorra argentina en la Casa Campo, uno de los focos más profusos para esta plaga, y otras zonas arboladas de la capital.

De hecho, este número alarmante ha recibido la atención de los ciudadanos y supone un peligro real para la biodiversidad de Madrid.

Se invertirán 100.000 euros en una campaña otoñal que permitirá el control de aves mediante la captura, el sacrificio y la esterilización de huevos de cotorra argentina. El objetivo es convertir esos miles de aves en medio millar al término de la campaña, algo que todavía genera debate pues desde la Sociedad Española de Ornitología se afirma que para controlar la plaga de cotorra se tiene que exterminar por completo a esta especie invasora.

El punto clave es la tasa de reproducción de este ave. En un año han crecido en 3.000 ejemplares, casi un tercio más de un año a otro. Estos datos ponen en alerta a las administraciones que se han enfrentado a esta plaga antes, ya que sus efectos son inseguridad para el ciudadano, pues sus nidos, construidos a gran altura y muy pesados, pueden romper la rama sobre la que se asienta y ser letales para las personas que haya debajo. Además, a los problemas de suciedad que ya suponen (como las palomas y las ratas), se suma también la competencia feroz sobre otros animales autóctonos como el gorrión, cuya especie está en peligro de desaparecer.

La mascota que se convirtió en plaga invasora

Fue en el año 1986 cuando España importó legalmente cerca de un millón de loros. Casi una quinta parte de esa cantidad eran Myiopsitta monachus o, como conoceríamos décadas después, las cotorras argentinas.

Esta especie ya suponía un problema de control de aves en los países de América del Sur donde estaba presente, siendo auténticas plagas para los agricultores. Bandadas de estas aves fueron capturadas en sus países e importadas durante lustros a España como mascota.

Las cotorras argentinas que escaparon o que fueron liberadas por sus dueños, sorprendidos y cabreados, por el ruido insoportable que emite, se convirtieron rápidamente en la cabeza jerarquica de los ecosistemas donde se establecía. Desplazando especies autóctonas y compitiendo con otras especies de aves por el alimento.

Además, su alta tasa de reproducción supone hoy día un quebradero de cabeza para las ciudades de España donde está presente. Poco a poco se ha ido concienciando a las personas de sus efectos negativos y las Administraciones están actuando en consecuencia. Sevilla, Barcelona, Valencia y ahora Madrid, donde están la mitad de las cotorras que hay en España, están iniciando campañas integrales para acabar con esta especie invasora.

Desde 2011, en España, es ilegal tener o adoptar especies invasoras como la cotorra argentina.

¿Necesitas servicios de control de aves?

En controldeaves.com somos especialistas en control de aves, cotorras, estorninos y gorriones. Si necesitas utilizar nuestro servicio de control de plagas de aves rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo para valorar el mejor servicio que cubra tus necesidades y sobre todo, darte un presupuesto ajustado y con resultados garantizados por escrito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *